Experiencia con mescalina

Sustancia: 350mg de mescalina
Setting: Rave en el bosque
Duración: 9 horas
San Pedro

Extracción

Esta es la forma en que se extrajo la mescalina de 100 gramos en seco de corteza de San Pedro. El resultado es un clorhidrato de mescalina con una pureza entre 75-85%

Previamente a la extracción en sí, la corteza del cactus es congelada y descongelada varias veces para mejorar la extracción de alcaloides.

Con la corteza seca triturada casi en polvo se procede a la extracción.
Se hace una solución ácida con ácido cítrico y agua destilada hasta un pH3, aproximadamente 30gr de ácido x 2L de agua.
Con esta solución hidratar la corteza hasta que se haga una especie de pasta, procurando no dejarlo muy empapado.
Removerlo todo para que se acidifique durante varias horas.
Separar el líquido en un tarro aparte y volver a acidificar a pH3 la materia vegetal 4-6 veces.
El líquido de todas las extracciones se puede reducir a la mitad dejándolo evaporar al baño maría para trabajar con menos volumen.

Con los alcaloides disueltos en el medio ácido pasamos a volverlos en base para extraer con el disolvente apolar.
Para esto se hace una solución básica con Sosa cáustica y agua destilada hasta un pH13, aprox 45gr de NaOH x 100ml de agua
Mezclar con cuidado y no añadir al ácido hasta que se haya enfriado un poco el agua

Con la solución básica se puede proceder a mezclar el líquido con el solvente apolar, en este caso se utilizó Xyleno
Añadir 100ml de Xyleno por cada 100gr de material vegetal usado
Agitar y mezclar bien las capas del disolvente y el líquido, dejándolas separar y volviendo a remover, durante unas 10-15 veces
El calor moderado ayudará a hacer más soluble el disolvente y que se separe antes, pero hay que tener mucho cuidado con las temperaturas de ignición de los disolventes
La mejor forma es meter el bote dentro de una olla con agua caliente hasta unos 50ºC

Cuando se han separado las capas se recogerá SOLAMENTE la capa superior, el disolvente (con una pipeta o un decantador, procurando no usar nunca utensilios de plástico) que se ha separado y se lleva a otro bote.
Repetir este proceso de añadir disolvente al líquido base 3-5 veces para recoger lo máximo posible.

Con el disolvente de todas las extracciones se procede a acidificar ahora con Ácido Clorhídrico.
Se añaden 100ml de agua al disolvente y se va añadiendo y removiendo para mezclar el ácido poco a poco hasta que llegue a un pH7

Ahora hay que volver a separar las capas de disolvente y agua.
Otra vez el calor puede servir de ayuda, pero mucha precaución con las temperaturas y los vapores que también pueden arder.

Lo que interesa recoger ahora es el agua ácida, donde estarán disueltos los alcaloides, se vuelve a separar del disolvente y se lleva a una bandeja grande de cristal.
El disolvente se puede guardar para reutilizarse hasta en otras 3 ó 4 extracciones, después habría que destilarlo para que siga funcionando igual de bien.

Evaporar el agua de la bandeja con un ventilador y calor moderado no directo, cuando se haya evaporado todo el agua se pueden rascar los cristales del fondo.

Si hay dudas de que se puede haber recogido algo de materia seca en alguna extracción, disolvente, o los cristales no han salido muy limpios, en la misma bandeja se procede a una limpieza con acetona anhidra, echando un chorrito fino sobre los cristales y dejando que pase despacio por toda la bandeja irá arrastrando bastante suciedad, una vez que llegue abajo se puede desechar.
Volver a dejar secar los cristales y ya se pueden recoger.

Cacti

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Experiencia

Tenía 350mg de esa mescalina en cápsulas de gelatina, llevaba varias sustancias para probar en la rave pero decidí que quería probar solo el efecto de la mescalina.

Llegué sobre las 20:00 a la zona de la rave, un bosque mediterráneo alejado de carreteras y de pueblos, con mucha vegetación y un pequeño claro donde se levantaba una carpa de Lycra con forma de semiluna cubriendo unos platos y un DJ, y un montón de telas de Lycra verdes, lilas, azules y blancas formando formas estrambóticas por encima hasta unas columnas de altavoces iluminadas con luces ultravioleta.
La decoración nada mas llegar ya me fascinaba, estaba empezando a anochecer y las telas brillaban, un montón de cosas pintabas con fluor, atrapasueños girando, todo estaba echo para viajar.
La música era bestial, psyche trance a través de varias columnas de 2000w de altavoces

En cuanto instalé la tienda de campaña y solté las cosas me fui para el dancefloor con una botella de sidra mientras me tragaba la cápsula de mescalina.

Estuve relacionándome con la gente, bailando, bebiendo y bebiendo botellas de sidra, y fumando algo de hachis
Calculo que tardó como 2 horas en empezar a subirme la mescalina, me empecé a dar cuenta cuando no podía parar de reírme con las conversaciones con la gente, una risa incontrolable, podía oír a la gente hablando al ritmo de la música, la sentía en el estómago y eso me hacía retorcerme de la risa.
Simplemente todo era maravilloso.
Todos allí me comprendían, la música, las luces, los brillos, el ambiente y la gente, todos formábamos un uno en ese espacio, habíamos acabado todos allí porque en realidad solo somos uno.Lophopora Decipiens

Cada vez que pasaba delante de un altavoz me quedaba bailando, me atraía como nunca la música, era increíble ver tanto detalle en las rejillas del altavoz, podía ver como cada sonido salía y se deformaba por cada agujerito de la rejilla.
Los colores fucsias de las telas de lycra, que formaban una especie de altar, haciendo formas de triángulos estrambóticos con agujeros, me atrapaban, me perdía dentro de tanta intensidad de color.
Veía a mucha gente en el mismo estado de bienestar que yo y cada vez sentía más amor por todo, no un amor de cariño, un ONE LOVE, sentimiento de unión hacia todo.

A veces me olvidaba que había tomado la mescalina, o pensaba que no me estaba haciendo efecto, tenía subidas y bajadas parecidas a las de las psylocibes, pero estaba claramente todo el rato en el viaje.

Los primero rayos de sol empezaron a iluminarlo todo, la música nunca paraba, me parecía la sustancia perfecta para una rave, teniendo también en cuenta su potencial introspectivo.
Los efectos por la mañana aún duraban, algo más leves, y sobre todo visuales durante toda la experiencia.

Llevaba casi toda la noche sin fumar, ya que no me acordaba ni de fumar porros, y alguien me ofreció un poco de hachis, así que me acordé y yo también puse algo del mío y me lié una L para los dos.
Después de fumarnos el peta me sentía, aun si cabe, mucho más feliz y en armonía con todo.
Me fui a dar una vuelta por el bosque porque quería intentar exprimir aún más la experiencia fuera de la música.
Estuve jugando con los perros que había sueltos por allí, hablando con gente que había también por allí despejándose en el nuevo día y acabé en la tienda dibujando todo lo que recordaba, unos dibujos muy encadenados y con formas muy enrevesadas, pura psicodelia.

Cacti